Valadrem

«Parecen fuegos de artificio»

22 de enero de 2015

Software libre pero

Estaba mirando tablets y me he encontrado algo bastante curioso. No me resisto a compartirlo, así que aquí va. Omito los nombres porque esto no es un publirreportaje (aunque si alguien me quiere mandar una tablet, estaré encantado de hacerle uno, por cierto).


Dos tablets con procesadores muy similares, la misma cantidad de memoria y, en general, características bastante equivalentes e incluso el mismo rango de precio. La mayor diferencia entre ambas es que una tiene instalado un sistema operativo de software libre, mientras que la otra tiene software "privativo". Pues bien, tras consultar algunos foros, resulta que hay una diferencia más que no aparece en la lista de especificaciones: en una de las tablets el bootloader está bloqueado (es decir, sólo puedes usar el sistema operativo que decida el fabricante y no hay modo de cambiarlo), mientras que en la otra no. ¿Cuál de estas tablets dirías, intrépido lector, que está cerrada intencionadamente por parte del fabricante para que solo puedas usarla exactamente como quieren ellos?

Pues no. La tablet con Android está bloqueada, haciendo imposible instalar en ella nada que no sea una ROM firmada por el fabricante, mientras que en la tablet con Windows se puede (con mayor o menor dificultad y con mayor o menor éxito) instalar cosas completamente diferentes a lo que viene de fábrica (como una versión de Ubuntu, por ejemplo). Resulta no sólo llamativo sino enormemente lamentable que de dos tablets muy parecidas, la que viene con algo parecido a software libre tenga más limitaciones para el usuario que la tablet subvencionada por Microsoft. No creo que Google haya tenido demasiado que ver en esta estúpida decisión de Asus, pero permitiendo que pasen cosas así está contribuyendo a perpetuar unas barreras artificiales cuyo único fin es perjudicar al consumidor.

Por una vez tengo que decir, bien, Microsoft; muy mal, Google.

Etiquetas: , , ,

# | Publicado: 15:02

Archivo