Valadrem

«Parecen fuegos de artificio»

9 de noviembre de 2015

Lo de la SD

Ayer por la mañana me quejaba amargamente por Twitter de que, de la docena de tarjetas SD que tengo por casa, la primera en "romperse" había sido la más nueva, la que menos había usado y la única con una marca conocida (concretamente Samsung). Al final la cosa no fue exactamente lo que me había parecido, así que hago un resumen de la jugada por aquí por si le sirve a alguien más.

Diagnóstico: El día anterior la tarjeta que tenía en mi tableta empezó a desmontarse cada vez que intentaba modificar un archivo. Podía ver las cosas, pero no podía crear archivos ni editar los que ya estaban. Al día siguiente moví la tarjeta al ordenador para comprobarla, y en ese momento descubrí que ya ni siquiera podía leer los archivos. Cuando intentaba abrir uno o copiarlo al ordenador, me aparecía un aviso de error diciendo que el dispositivo estaba ocupado. Parecía que había perdido por completo los datos.

Solución: Tras varias pruebas sin ningún éxito, finalmente descubrí que montando la tarjeta como de solo lectura podía acceder a casi todos los archivos, siendo ilegibles solo los que había intentado editar el día anterior. Después de hacer una copia de seguridad de los datos, y a la vista de que Windows se negaba a hacer nada con ella, volví a moverla a la tableta para formatearla.

Giro inesperado: Aunque la idea de formatear la tarjeta era únicamente para llevarla vacía a la tienda para reclamar la garantía, por curiosidad volví a poner la tarjeta en el ordenador y probé H2testw y después el propio chkdsk de Windows, sin que ninguno de los dos programas encontrara errores. Finalizadas las pruebas, que tardaron algo así como horas, volví a copiar a la tarjeta los archivos de la copia de seguridad que había hecho un rato atrás, sin que hubiera ningún problema ni al copiarlos en el ordenador, ni al intentar verlos o editarlos en la tableta.

Aunque a mí nunca se me ha roto ninguna, es cierto que las tarjetas SD tienden a dejar de funcionar en un momento dado, pero parece que en este caso el problema era simplemente que se había corrompido la tabla de archivos. Que es algo que en realidad tampoco me había pasado nunca. Probablemente lo más apropiado habría sido comprobarlo con software especializado antes de formatear, pero viendo los síntomas a toro pasado y que con un formateo se solucionó el problema, creo es una explicación razonable.

Por cierto, un efecto secundario interesante de vaciar una tarjeta (o cualquier otro tipo de unidad de disco, en realidad) es que es un modo perfecto de desfragmentarla por completo, con lo cual (solo temporalmente, claro) la tarjeta es sensiblemente más rápida que antes de que pasara todo esto. No está mal.

tl;dr

Si de pronto tu tarjeta deja de funcionar en tu móvil y al meterla en el ordenador ni siquiera puedes leerla, intenta montarla como de solo lectura, quizá todavía puedas salvar algo. Y, antes de darla por perdida, después de haber hecho una copia de seguridad formatéala por completo y vuelve a probar.
Y ten siempre copias de seguridad.

Etiquetas: , ,

# | Publicado: 12:04

Archivo